Autor Tema: Almería Xtreme Challenge  (Leído 418 veces)

Desconectado NovatoSD

  • Super Motero
  • *****
  • Mensajes: 1380
  • Sexo: Masculino
  • 1.Provincia: Madrid
  • 2.Localidad: Madrid
  • Moto: Honda VFR1200X Crosstourer ex-NC700X ex- SD125i
Almería Xtreme Challenge
« en: 07 de Diciembre de 2017, 18:35:24 pm »
Este rollo que os voy a contar, corresponde a un evento del 4 de noviembre y que, un mes mas tarde, he tenido tiempo de escribir...

Pues todo empezó cuando recibí un Whatsapp que comenzaba diciendo: ‘a que no hay huevos de …’. Así que, tratándose de mí, no seguí leyendo y me apunté. Unos días más tarde supe a qué me había apuntado y con quién.

Resulta que se trataba de un reto motero por la provincia de Almería, organizado por Gas Biker, llamado ‘Xtreme Challenge Almería’, consistente en el recorrido por una ruta que se iría desvelando tramo a tramo de más de 500 km y que se celebraría el 4 de noviembre.

Del foro nos apuntamos Ferico, Xanti, Kymcorock y un servidor. Tras unos días de preparativos en los que se debatió si habitación compartida, habitación individual, habitación compartida pero con baño individual, habitación individual pero con baño compartido y todas las combinaciones posibles y que os podáis imaginar, por fin, se acercó el tan esperado momento.

El jueves antes, Ferico viajó de Pamplona a Madrid, donde hizo noche y el viernes quedaron él, Xanti y Kimcorock en salir temprano hacia Almería, aprovechando el tiempo y haciendo una ruta algo más larga, lejos de la monótona autovía.

Como no podía coger el día, salí el viernes a eso de las 5 de la tarde desde Madrid, evidentemente, por la ya citada monótona autovía, pero inevitable si quería llegar a una hora decente a Almería. La salida de Madrid fue inusualmente rápida, hasta que me empecé a encontrar, primero un accidente con dos carriles de autovía cortados, luego un autobús averiado con un carril de autovía cortado, luego otro accidente y así sucesivamente hasta llegar a Ocaña. A partir de ahí pensé que la cosa iría cada vez mejor, pero no, el tráfico era denso e incómodo, por la cantidad de frenazos que tenía que ir dando.

El resto del viaje, con lluvia, rayos y truenos, viento y una luna llena espectacular, es decir, de todo.

Llegué al hotel, dejé la moto, me cambié de ropa y me fui a buscar al resto del grupo, que ya habían dado cuenta de una buena cena. Serían sobre las 11 de la noche.

Hechos los saludos de rigor y ya con una cerveza en la mano y un bocata en la otra, me dieron la noticia de que, al día siguiente, había que levantarse a las 6 de la mañana para estar en el punto de salida a las 7, ya desayunados. Nuestro hotel estaba a 300 ó 400 metros del hotel de salida y la organización había acordado con ellos que comenzase a servir el desayuno a las 6.15, en lugar de a las 7.30 como es habitual.

A las 6 sonó el despertador, ducha, traje de motero y a preparar GPS, mapas y demás ayudas que pudieran ser necesarias durante la prueba. A las 6.15 estábamos los cuatro desayunando, así como unos cuantos moteros más, con los que luego compartiríamos ruta.

Nos pusimos en marcha (unos antes que otros) y llegamos al punto de salida, donde ya había unas cuantas motos. Allí nos dieron el recorrido del primer tramo. Consistía en una copia de un mapa, con muy pocas referencias y sin coordenadas GPS que nos permitieran precisar un poco más el destino. En cada uno de los puntos teníamos que sellar una cartilla, que serviría de prueba que habíamos completado o no  el recorrido previsto. En este caso, era una etapa de 40,5 km que terminaba en la Torre de la Vela Blanca. Cuando nos dieron el recorrido, nos hicieron algunas indicaciones a tener en cuenta y que no venían especificadas en el mapa.

La carretera no era mala y discurría por el borde del mar, lo que le daba un especial atractivo a la ruta. Teníamos que pasar por el Faro de Cabo de Gata, donde aprovechamos a hacer algunas fotos impresionantes. Después había que seguir hacia la torre en cuestión, pero ¿por dónde? No había ni carretera ni camino que siguiese hacia la torre.

Menos mal que Xanti conocía algo la zona (y que éramos 90 motos dando vueltas) y habló de una carretera que salía un poco más abajo. Esa ‘carretera’ estaba cortada con una barrera que, en ese momento, se encontraba levantada. Era todo subida y con unas curvas bastante cerradas. Dicho así, todos pensaréis que ideal para la moto. Bueno, pues no. Había unos baches… ¡qué digo baches! Había trozos de asfalto en mitad del camino, porque no era una carretera rota, era una carretera destrozada. Por algunos puntos teníamos que dejar pasar a las motos que bajaban, porque era casi imposible ir esquivando socavones sin recorrer en zig-zag todo el ancho de la vía. No sé el tiempo que tardamos en subir, pero a mí se me hizo eterno…
Una vez arriba, nuevo mapa con un nuevo tramo. La chica que me dio el mapa anotó algo en él y yo, iluso de mí, pensé que era su teléfono y dije, ya lo miraré… Pero no, era una indicación a la que no presté ninguna atención.

Teníamos que volver a bajar por la misma carretera y lo hicimos con muchísima precaución. Si la subida se me hizo eterna, a la vuelta, que además era bajada, no os quiero ni contar. Yo iba detrás de Ferico y en una ocasión se le quedó bloqueada la rueda de atrás y por poco se cae.

Llegamos al cruce donde nos reagrupamos los 4 y decidimos por dónde ir. Esta etapa, de 152 km, iba de Torre de la Vela Blanca, Carboneras, donde nos esperaba el desayuno, Mojácar y Garrucha.

Nos pusimos en marcha y sin ninguna complicación y por unas carreteras más bien normalillas, llegamos a Carboneras, donde la organización nos había preparado un pequeño refrigerio, consistente en un bocata y un refresco. El problema era ¿en qué sitio de Carboneras? Paramos cerca de la playa para ver si nos orientábamos. El pueblo era un no-parar de motos dando vueltas buscando el bocata. Se me acercó una chica, con unas uñas de unos 15 cm de largo, pintadas de fantasía, y me dijo que si buscaba algo. Resulta que sabía dónde estaba la cafetería donde nos iban a dar el refrigerio y nos orientó (por segunda vez en el día, pensé que había ligado).

Cuando conseguimos llegar, no sin antes dar alguna vuelta más, estaban la mayoría de los moteros y moteras meneando ya el bigote con el bocata. Nos buscamos una mesa y pedimos nuestra consumición. El sitio estaba chulo, porque estábamos justo al lado de la playa, donde aprovechamos a hacernos alguna que otra foto. Cuando ya casi estábamos terminando, empezaron a caer algunas que otras gotas, a las que no le dimos mucha importancia.
Acabado el bocata, nos pusimos en marcha por una carretera que discurría por la costa, pasando por el famoso hotel del Algarrobico, que todavía, después de los años, sigue tal cual.

En Mojácar paramos a hacernos unas fotos con las motos junto al mar y nos pusimos rumbo a Garrucha. Mojácar costa y Garrucha es un continuo de casas, hoteles y apartamentos, que están a los lados de una carretera con un tráfico impresionante. Tardamos en llegar a Garrucha un montón.
En Garrucha teníamos que sellar el pasaporte y recoger el siguiente tramo de ruta. Pero, ¿dónde? No había ninguna señal ni indicación ni nada. Consultamos los mapas y vimos en el whatsapp de la organización que había que ir a un sitio que se llamaba La Torre del Pirulico. Ahí se juntó con nosotros otro motero, que iba con una R1000, tan perdido como nosotros. Volvimos nuevamente hacia Mojácar, porque nos decían que era por allí. Nuevamente todo el tráfico y unos 40 minutos de retraso. Fuimos preguntando al resto de motos, pero no te creas que nos daban unas instrucciones muy concretas, ya que nos decían: ‘un poco más adelante, en una rotonda, hay un cartel…’ A los paisanos que preguntábamos (que hablaban inglés, alemán, francés, pero nadie español), no sabían orientarnos. El de la R1000 (que creo que se llamaba Diego), preguntó en una rotonda a la Guardia Civil, pero tampoco le supieron explicar.

Al final, después de más de una hora dando vueltas, llegamos a una rotonda que, en el sentido contrario, ponía un cartel, que había que ponerse gafas para verlo, que señalaba la Torre del Pirulico.

Había que ir por fuera de carretera y nos metimos Xanti y yo. El resto, incluido Diego, se quedaron en la rotonda porque no estaban convencidos. Nosotros llegamos a una torre en la que no había nadie. Como empezaba a llover, aprovechamos a ponernos la ropa de agua. Cuando ya estábamos terminando, apareció un grupo de motos que venían de un camino de tierra y nos dijeron que la put., digo, la famosa Torre del Pirulico estaba al final de ese camino. Cuando llegó el resto del grupo, nos metimos, unos dos km, por un camino de tierra, embarrado, hasta llegar a la torre, donde aprovechamos a poner a parir a la organización. Yo saqué mi mapa y señalando lo pobre de las instrucciones y cuando se lo enseño, veo que lo que había escrito la chica era ‘Torre del Pirulico’ y con una cruz que señalaba el sitio donde había que desviarse. ¡En fin!

Allí nos dieron el siguiente tramo, donde podíamos elegir entre la ruta corta o la larga. Dado que habíamos perdido unas dos horas en encontrar la Torre de los Coj…., digo, del Pirulico, y estaba empezando a llover, decidimos hacer la ruta corta.

El punto de destino era el Circuito de Almería, que estaba a 49,6 km, teniendo opción de coger algo de montaña y pasar por algún puerto.

El amigo Diego, que iba solo, nos dijo si podía venir con nosotros, no sea que, el resto de tramos, tuvieran la dificultad que este.
Volvimos otra vez hacia Garrucha (sí, otros 30 minutos a 10 km por hora) y decidimos parar en Los Gallardos, con el fin de repostar y decidir si subíamos el puerto o no. Una vez allí, como seguía lloviendo algo y amenazaba con llover más, decidimos ir por el tramo más corto y directo hacia el circuito de Almería.

A estas alturas ya acumulábamos un montón de retraso y todavía no llevábamos ni la mitad del recorrido. En el circuito nos dieron el siguiente tramo y volvimos a aprovechar para quejarnos de la organización por lo parcos en explicaciones en el mapa y el inconveniente que supone que parte de las instrucciones nos las dieran de viva voz o apuntadas a boli, a unos sí y a otros no.

Teníamos la opción de visitar el circuito, pero decidimos seguir la ruta y ponernos en marcha. El siguiente tramo fue el más interesante de toda la prueba. Consistía en 144 km en el que pasábamos por Velefique, Bacares, Observatorio de Calar Alto y terminaba en el Puerto de la Ragua. Poco antes del puerto estaba prevista la comida en un restaurante de carretera.

La subida a Velefique es espectacular. Es una carretera con infinidad de horquillas, y cuando llegas a lo alto del puerto, las vistas son increíbles. Ves la carretera por la que acabas de subir y no te lo puedes creer. Tuvimos suerte y salió un claro, que nos permitió hacer la subida con sol, aunque el asfalto de la carretera era bastante bueno. Había muchas pintadas que indicaban que por allí se hacían multitud de pruebas ciclistas.

Continuamos hacia Bacares, donde no faltaron buenas curvas y luego subimos al observatorio de Calar Alto. El paisaje allí era interesante, con las cúpulas de los telescopios, unas vistas increíbles y un frío de narices.

Una vez sellado el paso, hechas las fotos y alguna que otra necesidad más, bajamos el puerto en busca del restaurante donde nos esperaba la comida. La última parte de este tramo, discurría en paralelo a la autovía y, dado que llevábamos retraso y ya teníamos hambre, decidimos coger la autovía y hacer los últimos 20 km algo más ‘ligeros’.

En el restaurante nos esperaban un montón de motos aparcadas. La comida consistía en un menú a elegir entre 6 ó 7 primeros, otros tantos segundos, bebida, postre y café. La verdad es que no estuvo mal y nos sentó bien.

Durante la comida se empezaron a recibir mensajes de precaución en la subida del puerto de La Ragua, ya que la carretera estaba resbaladiza. Esto nos hizo plantearnos si subíamos o no. El amigo Diego decidió que no subía y porque tenía una contractura en el cuello e iba muy incómodo. Bueno, realmente lo dijo más o menos así: ‘Esto… ché, yo casi que me retiiiro, porque… viste, tengo una contractura muscular en la sona del omóplato que me impide realisar con corressión las maniobras sobre la bike y tal y como está el patio, puede ser peligrooooossooo’. Luego nos digo que era de Aguadulce, aunque lo hubiéramos adivinado por su asento, digo, acento.

Al final decidimos subir el puerto, aunque extremando las precauciones. Comenzamos la subida con Kymcorock encabezando el grupo. Iba midiendo bien las frenadas, tumbando poco en las curvas y con la precaución que habíamos comentado. La carretera tenía buen asfalto, aunque era estrecha. A eso de mitad de subida, la carretera se desdoblaba y aparecía una carretera bien ancha, con un asfalto bueno, con lo cual nos fuimos confiando un poco más, aunque no del todo. Llegamos al puerto y nos preguntábamos que porqué tantas precauciones si no había ningún problema. El que había dado la voz de alarma era uno de la organización que subía en una RR y supongo que algo más rápido de lo que las circunstancias lo requieren y se le había ido un poco la moto.

En lo alto del puerto se nos hizo de noche. Nos dieron el siguiente y último tramo de la ruta, consistente en 130 km, la mayoría de carreteras de montaña. Teníamos la opción de ir hasta Aguadulce (donde seguro que estaba el amigo Diego), pero dado que ya era de noche y no íbamos a poder ver nada, decidimos bajar hasta El Ejido y allí coger un tramo de autovía hasta Almería. Los km ya se notaban y estábamos bastante cansados.

La bajada del puerto fue un tanto angustiosa. Era una carretera estrecha muy revirada, de noche, con algo de lluvia, con zonas de niebla… La verdad es que, si hubiera sido de día la hubiéramos disfrutado, pero de noche, no.

En mitad del tramo paramos para repostar y esperar a Ferico, al que se le había caído el móvil y había parado a recogerlo.

El resto del trayecto fue sin novedad. Tan solo destacar nuevamente la luna llena, que nos acompañó en los últimos kilómetros.

Llegamos a la meta a sellar el último punto de control y recoger el diploma de participación. Después iba a haber un sorteo de regalos, pero estábamos cansados y queríamos aprovechar a salir a cenar de picoteo, por lo que nos fuimos al hotel a ducharnos y cambiarnos de ropa.

Una vez que las motos estaban aparcadas, podíamos tomarnos la cervecita que tanto nos merecíamos, con lo que yo no pude esperar más y me bajé al bar del hotel a esperar al resto.

Allí te tomas una cerveza y casi cenas. Te la cobran a 3 euros, pero te ponen un pincho (a elegir), que con dos cervezas ya vas apañado.

Nos cogimos un taxi para ir al centro, a una zona que había recomendado a Xanti y tapeamos por allí en un par de sitios. Aunque se habló de tomar una copa, estábamos tan cansados que cogimos un taxi de vuelta al hotel. Eso sí, tuvimos la suerte de coger a un taxista de unos 60 años, que llevaba la radio a todo volumen con música maquinera. Ferico aprovechó para intercambiar opiniones sobre la situación del Taxi en las distintas capitales españolas.

Al día siguiente, Xanti y Ferico querían hacer un regreso relajado, mientras que Kymcorock y yo, queríamos llegar a Madrid a la hora de la comida. Como yo también quería pasar a saludar a unos amigos en Águilas, salimos por separado.

La vuelta, sin novedad y sin complicaciones y a las 14.15 en casa.

Como siempre, fue un fin de semana muy divertido y muy motero. Al final yo me hice unos 1800 km desde el viernes hasta el domingo.

Evidentemente, nada de esto hubiera sido igual sin la compañía de Xanti, Kymcorock y Ferico.

Como conclusión, a pesar de algunos aspectos mejorables, la organización estuvo bien. Era la primera vez que lo hacían y creo que han aprendido para el futuro.

Desconectado DENVER

  • Maese
  • Mito del foro
  • *****
  • Mensajes: 78035
  • Sexo: Masculino
  • El primer amor nunca se olvida: SOY DINKERO.
  • 1.Provincia: Madrid
  • 2.Localidad: Getafe
  • Moto: HONDA CBF 600 SA 08
Re:Almería Xtreme Challenge
« Respuesta #1 en: 07 de Diciembre de 2017, 19:45:49 pm »
buff, qué aventura.....
 :shock: :shock: :shock:

Muchas gracias, una vez más, por tan magnífica crónica.

(y la próxima vez, a ver si ligas.....)
 :smt044 :smt044 :smt044
SOCIO HONORIFICO DE LA SANTA COMPAÑA. PINGUINOS 25º ANIVERSARIO, PINGUINOS 2007; LAGARTIJOS I, II y III; MOTORRAPTORS I-V; DINKERADAS I-IV; I y II RONDEÑAS; I NAVARRA; I VASCO-FRANCESA; I-II PIRENAICAS; I MOTOANCHOA; I RIOJANA, I LEBANIEGA. MOTO Y COLEGAS

Desconectado Tejera

  • Pilar del Foro
  • ******
  • Mensajes: 10332
  • Sexo: Masculino
  • José Antonio
  • 1.Provincia: Madrid
  • Moto: Actualmente V-Strom 650 ABS
Re:Almería Xtreme Challenge
« Respuesta #2 en: 09 de Diciembre de 2017, 12:59:46 pm »
Buena crónica, lástima no haber podido asistir.
V´vssssssssssss.

Desconectado ajoiral

  • Motero Legendario
  • *****
  • Mensajes: 23393
  • Sexo: Masculino
  • Siempre Dinkero
  • 1.Provincia: La Rioja
  • 2.Localidad: Calahorra
  • Moto: Kymco GD 125 - Honda CBF 600 SA
Re:Almería Xtreme Challenge
« Respuesta #3 en: 09 de Diciembre de 2017, 18:18:55 pm »
Muchísimas gracias por la crónica. Me duelen los músculos de cansancio sólo de leer la prueba.

Te diría que con cuatro o cinco fotos te hubieras coronado, pero no sería cierto. Con crónicas así ya estás coronado hace mucho.

Desconectado NovatoSD

  • Super Motero
  • *****
  • Mensajes: 1380
  • Sexo: Masculino
  • 1.Provincia: Madrid
  • 2.Localidad: Madrid
  • Moto: Honda VFR1200X Crosstourer ex-NC700X ex- SD125i
Re:Almería Xtreme Challenge
« Respuesta #4 en: 10 de Diciembre de 2017, 12:22:38 pm »
Pues venga, que ahí van unas fotos:

Faro del Cabo de Gata:






Torre de la Vela Blanca





Desayuno en Carboneras:






Mojácar Costa:





Torre del Pirulico:





Camino de acceso a la Torre del Pirulico



El amigo Diego, en el Circuito de Almería:



Subida al puerto de Velefelique:






Observatorio de Calar Alto:





Puerto de La Ragua:





Reponiendo fuerzas tras la aventura:




Desconectado Soyo

  • Pilar del Foro
  • ******
  • Mensajes: 13987
  • Sexo: Masculino
  • Ex-gordi. Ex-Burgman 400
  • 1.Provincia: Cantabria
  • 2.Localidad: Santoña, la mar...
  • Moto: SUZUKI INTRUDER C800
Re:Almería Xtreme Challenge
« Respuesta #5 en: 10 de Diciembre de 2017, 13:46:36 pm »
Pedazo de ruta y pedazo de crónica!!!  :shock:

Estupendas fotos!!!

Felicidades por la experiencia. Hay que estar bien dotado para una paliza de esa categoría.  :smt023

Desconectado NovatoSD

  • Super Motero
  • *****
  • Mensajes: 1380
  • Sexo: Masculino
  • 1.Provincia: Madrid
  • 2.Localidad: Madrid
  • Moto: Honda VFR1200X Crosstourer ex-NC700X ex- SD125i
Re:Almería Xtreme Challenge
« Respuesta #6 en: 10 de Diciembre de 2017, 14:14:11 pm »
Pedazo de ruta y pedazo de crónica!!!  :shock:

Estupendas fotos!!!

Felicidades por la experiencia. Hay que estar bien dotado para una paliza de esa categoría.  :smt023

Se hace lo que se puede...

Desconectado DENVER

  • Maese
  • Mito del foro
  • *****
  • Mensajes: 78035
  • Sexo: Masculino
  • El primer amor nunca se olvida: SOY DINKERO.
  • 1.Provincia: Madrid
  • 2.Localidad: Getafe
  • Moto: HONDA CBF 600 SA 08
Re:Almería Xtreme Challenge
« Respuesta #7 en: 11 de Diciembre de 2017, 10:08:46 am »
estupendas fotos.
 :smt041 :smt041 :smt041
SOCIO HONORIFICO DE LA SANTA COMPAÑA. PINGUINOS 25º ANIVERSARIO, PINGUINOS 2007; LAGARTIJOS I, II y III; MOTORRAPTORS I-V; DINKERADAS I-IV; I y II RONDEÑAS; I NAVARRA; I VASCO-FRANCESA; I-II PIRENAICAS; I MOTOANCHOA; I RIOJANA, I LEBANIEGA. MOTO Y COLEGAS

Desconectado txema

  • Super Motero
  • *****
  • Mensajes: 3434
  • Sexo: Masculino
  • 1.Provincia: Madrid
  • 2.Localidad: getafe
  • Moto: ex-kymco grand dink 125, Yamaha XS-400
Re:Almería Xtreme Challenge
« Respuesta #8 en: 11 de Diciembre de 2017, 20:28:15 pm »
Moooolaaa!!!

Desconectado Kymcorock

  • Pilar del Foro
  • ******
  • Mensajes: 8265
  • Sexo: Masculino
  • Yo soy Víctor y tú eras?
  • 1.Provincia: Madrid
  • 2.Localidad: Carabanchel
  • Moto: Suzuki Gsx 650 F
Re:Almería Xtreme Challenge
« Respuesta #9 en: 12 de Diciembre de 2017, 11:28:28 am »
 :smt044 :smt044  que buena la crónica. Lo del amigo Diego y su acento de Aguadulce nos descolocó casi más que la Torre del Pirulico.
Tengo que decir que la prueba fue durilla (llamándose Extreme) pero me encantó y de hecho a la próxima edición si puedo repetiré, es un formato distinto de otras pruebas, el clima también nos lo complicó un poco. Hace una semana estuve con unos chavales que hacen la Artic Pirineos y habían oído hablar de esta prueba y ya dicen que a la próxima quieren ir. A parte de que me quedé alucinado con las carreteras tan espectaculares y sitios bonitos que hay por esa zona.  :smt041

Desconectado Teamlezo

  • Pilar del Foro
  • ******
  • Mensajes: 11485
  • Sexo: Masculino
  • vive para ser feliz ,no para ser perfecto .
  • 1.Provincia: Guipúzcoa
  • 2.Localidad: universidad de lezo
  • Moto: BMW F800S
Re:Almería Xtreme Challenge
« Respuesta #10 en: 18 de Diciembre de 2017, 21:40:45 pm »
ya me gustaría probar esa “J”onda
pedazo crónica
así da gusto