Autor Tema: Crónica de un chicle  (Leído 623 veces)

Desconectado NovatoSD

  • Super Motero
  • *****
  • Mensajes: 1380
  • Sexo: Masculino
  • 1.Provincia: Madrid
  • 2.Localidad: Madrid
  • Moto: Honda VFR1200X Crosstourer ex-NC700X ex- SD125i
Crónica de un chicle
« en: 21 de Septiembre de 2017, 20:53:44 pm »
Buenas.

Los acontecimientos que aquí os voy a contar, están divididos en dos partes: la primera algo que supongo que habrá pasado; la segunda, lo que realmente pasó...

Parte I. El origen.

Supongo que, en el seno de una familia feliz, creció una persona (cuyo sexo se desconoce), que pronto empezó a mostrar afición a eso de mascar chicle. Los consumía de todos los sabores y texturas. Aprendió a hacer pompas con ellos con las que mataba el rato mientras se imaginaba un mundo mejor, o mientras contemplaba a un grupo de chonis marujeando, o mientras veía Gran Hermano u Operación Triunfo.

Una tarde, mientras salía de la oficina, consideró que su querida goma de mascar había cumplido con su cometido y decidió deshacerse de ella. En lugar de buscar un destino mejor, como pudiera haber sido envolverla en un trozo de papel, tirarla a una papelera, guardársela en el bolsillo o símplemente pegársela en los pelillos de sus propios genitales, no se le ocurrió otra cosa que tirarla al suelo donde quedaría abandonada a su suerte.

Quiso el destino que apareciese un segundo personaje, al que imagino con paso altivo, serio, ajeno a los acontecimientos que una acción suya iban a desencadenarse.

Este personaje, al cual imagino de buena familia, con un buen coche, fruto en parte de su trabajo y en parte del trabajo de su cónyuge, vestido a la última y con unos zapatos caros, tuvo la desgracia de pisar el abandonado trofeo que el primer personaje despreció después de haberle sacado todo su jugo.

Este segundo personaje, por ahora víctima, se percató del pegajoso elemento que ahora se aferraba a su caro zapato y, en lugar de hacer lo que haría cualquier persona que se precie, como puede ser quitarse el zapato, limpiarlo con un papel, con una papelera, o incluso con sus propios dientes, obteniendo así los últimos trazos de sabor que pudieran quedar en el chicle, atisba en el horizonte la solución más efectiva en ese momento.

Allí, entre las penumbras de un garaje, lucía una moto (mi moto), con unas estupendas estriberas cuya forma facilitarían el engorroso trabajo de despegar el maltrecho chicle.

Parte II. El desenlace.

Después de un agotador día de trabajo, bajo al garaje de la oficina dispuesto a irme a casa. Hoy toca viaje largo, ya que pasaremos la noche en la Sierra de Madrid. Me pongo el casco, abrocho la chaqueta, me calzo mis guantes, motor en marcha y adelante.

Quiso la fortuna que me encontrase la puerta de salida del garaje abierta y no pillase ni un solo semáforo en rojo hasta coger la Carretera de Colmenar. Después de 50 minutos de viaje, me aproximo a mi destino... final.

Comienzo a decelerar y me preparo para poner mi pie izquierdo en el suelo. Pie derecho en el freno trasero, moto en punto muerto y... ¡tengo el pie pegado a la estribera! ¡No puedo ponerlo en el suelo!

Presa del pánico, en cuestión de décimas de segundo, reacciono dando un pequeño pisotón a la palanca de cambios, metiendo primera y acelerando un poco, lo suficiente para volver a equlibrar la moto y parar apoyado en el pie derecho.

Con esfuerzo y tras unos movimientos, consigo despegar el pié y observar el asquerso pegamento. De no haber sido por la reacción, hubiera caído sobre mi costado, con la moto encima, que, lejos de ser una aparatosa caída, de seguro hubiera terminado maltrecho.

Ahora lo único que se me ocurre es pensar en las familias de los dos personajes que provocaron este (por fortuna) incidente y les veo con sus papás, sus mamás, sus cónyuges, sus hijos, todos felices y, naturalmente, bañados en mis más asquerosos fluidos.

No tengo nada en contra de los consumidores de chicles, ni tampoco de los consumidores de zapatos caros, pero ¡coño! ¡un poco de respeto y educación hacia los demás!

Lo curioso es que, al tratarse del garaje de la oficina, seguramente me cruce con los dos personajes a diario... ¡estaré atento!

Por cierto, un saludo a las chonis, a los que ven Operación Triunfo y Gran Hermano y a todos los chicles desamparados.
« Última modificación: 21 de Septiembre de 2017, 20:57:03 pm por NovatoSD »

Desconectado DENVER

  • Maese
  • Mito del foro
  • *****
  • Mensajes: 78029
  • Sexo: Masculino
  • El primer amor nunca se olvida: SOY DINKERO.
  • 1.Provincia: Madrid
  • 2.Localidad: Getafe
  • Moto: HONDA CBF 600 SA 08
Re:Crónica de un chicle
« Respuesta #1 en: 22 de Septiembre de 2017, 09:42:01 am »
si no fuera por lo que encierra tu cuento, aún me estaría descojonando....

Menos mal que libraste bien.

Y que guarros son algunos personajes. Guarros.......y cabrones!!
SOCIO HONORIFICO DE LA SANTA COMPAÑA. PINGUINOS 25º ANIVERSARIO, PINGUINOS 2007; LAGARTIJOS I, II y III; MOTORRAPTORS I-V; DINKERADAS I-IV; I y II RONDEÑAS; I NAVARRA; I VASCO-FRANCESA; I-II PIRENAICAS; I MOTOANCHOA; I RIOJANA, I LEBANIEGA. MOTO Y COLEGAS

Desconectado elxispa

  • Moterillo
  • ***
  • Mensajes: 214
Re:Crónica de un chicle
« Respuesta #2 en: 22 de Septiembre de 2017, 13:30:37 pm »
Sorprendido estoy con la fuerza que pega ese chicle :smt103
GRAND DINK GRAFITO 125 0 KM

Desconectado Soyo

  • Pilar del Foro
  • ******
  • Mensajes: 13985
  • Sexo: Masculino
  • Ex-gordi. Ex-Burgman 400
  • 1.Provincia: Cantabria
  • 2.Localidad: Santoña, la mar...
  • Moto: SUZUKI INTRUDER C800
Re:Crónica de un chicle
« Respuesta #3 en: 23 de Septiembre de 2017, 18:33:37 pm »
si no fuera por lo que encierra tu cuento, aún me estaría descojonando....


Sabiendo que no paso nada, es para troncharse. Es una historia propia de Pepe Villuela!!!  :smt044 :smt044 :smt044 Y muy bien contada.  :smt023

Conectado ajoiral

  • Motero Legendario
  • *****
  • Mensajes: 23389
  • Sexo: Masculino
  • Siempre Dinkero
  • 1.Provincia: La Rioja
  • 2.Localidad: Calahorra
  • Moto: Kymco GD 125 - Honda CBF 600 SA
Re:Crónica de un chicle
« Respuesta #4 en: 23 de Septiembre de 2017, 22:17:35 pm »
Gracias por ofrecernos esta lectura.  :-D

Desconectado Xanti

  • Pilar del Foro
  • ******
  • Mensajes: 9520
  • Sexo: Masculino
  • Con ganas de ir allá donde sea....
  • 1.Provincia: Otros
Re:Crónica de un chicle
« Respuesta #5 en: 24 de Septiembre de 2017, 22:59:05 pm »
Es curioso ver como un puñetero chicle puede tener tal fuerza de adherencia y... Cuando yo uso el locttite para pegar algo, lo único que consigo que pegue bien son las yemas de mis dedos y boquilla del tubo que acaba siendo de un solo uso.


Carlos me alegro de tus reflejos y del feliz desenlace aunque mas me alegro de volver a leer otra vez tus excelsas crónicas.


Gracias



Enviado desde mi SM-J320FN mediante Tapatalk

I HAVE NEVER DONE IT, AND I WILL NEVER DO IT AGAIN.

Desconectado txema

  • Super Motero
  • *****
  • Mensajes: 3433
  • Sexo: Masculino
  • 1.Provincia: Madrid
  • 2.Localidad: getafe
  • Moto: ex-kymco grand dink 125, Yamaha XS-400
Re:Crónica de un chicle
« Respuesta #6 en: 19 de Noviembre de 2017, 11:50:36 am »
La ostia tú, el poder del chicle es grande. Ya sabes, dale un chicle a Mc Giver y verás... :smt044